Tag Archives: paridad peso-dolar

Remesas México BID 2010

bid

De acuerdo con un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), nuestra nación continua siendo el principal captador de remesas en América Latina con 21,000 millones de dólares, mientras que Guatemala se posiciona en el segundo sitio  con 4,000 millones de dólares, dichas cifras corresponden al 2010.

En total, las remesas  para América Latina sumaron  59,000 millones de dólares,  cantidad muy parecida a las del 2009 tras la fuerte disminución sufrida del 15 por ciento desde el 2008, en dicho año las remesas acumularon un total de 69,000 millones de dólares.

Proyecciones para 2011

De acuerdo con el BID, las remesas para América Latina y el Caribe pueden presentar un repunte durante el presente año, sin embargo, habrá que estar observando de cerca la podrían debilidad del dólar y los problemas de inflación a nivel mundial, lo cual golpea el poder adquisitivo en muchos países.

Asimismo, el organismo indica que el incremento de las remesas dependerá en su mayoría de la recuperación de los principales mercados laborales emisores de envíos, Estados Unidos y España.

Remesas América Latina

Por un lado, los envíos a América Central se incrementaron en un 3.1 por ciento a consecuencia de mejores tasas de empleo e ingresos en Estados Unidos, sin  embargo, en los países andinos las remesas tuvieron un comportamiento negativo al disminuirse en 4 por ciento, esto se le atribuye a la económica de la Unión Europea, que es donde mas emigran los sudamericanos.

Apreciación de monedas latinoamericanas respecto al dólar

  • 22% en Brasil
  • 13% en Colombia
  • 7% en México

Fortalecimiento del peso afecta las remesas

Para algunos, el fortalecimiento del peso significa una oportunidad para invertir, para reestructuras deudas adquiridas en dólares y para darle una supuesta imagen al mundo exterior de que la economía mexicana se esta recuperando. Aunque al final todo esto es un espejismo y siempre olvidamos que la paridad peso-dólar se rige por algo muy básico y elementa: ‘oferta y demanda’.
Todo tiene un costo de oportunidad y si se deprecia o se fortalece la moneda, ambas tienen diferentes consecuencias, para el caso que se presenta actualmente en México, tenemos que la apreciación de la moneda afecta a los exportadores mexicanos pues sus ganancias se disminuyen, sin embargo, también afectan a otro sector vital de la economía mexicana, ’las remesas’.
Como el fortalecimiento del peso afecta a las remesas
Recordemos que en nuestro país, existen muchas familias de escasos recursos que dependen de los flujos de remesas que envían sus familiares desde Estados Unidos, entonces, cuando se aprecia el peso, dichas familia reciben menos pesos por cada dólar.
Recordemos que las familias receptoras a les llegan las remesas (como a todas las familias), se enfrentan a las alzas en los precios de bienes y servicios básicos como la tortilla, el gas y la electricidad, por lo que un peso mas o un peso menos, les puede significar atender una necesidad mas.
Según la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH) 2008, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para 10 por ciento de la población más pobre, las remesas representaron alrededor de 14 por ciento de su ingreso total.
Los  dólares enviados desde el exterior vía remesas, cayeron 0.64 por ciento entre enero y noviembre del año pasado, pero al medirlas en pesos disminuyeron alrededor de 11 por ciento en términos reales, así lo mencionó Juan Luis Ordaz, economista de BBVA Bancomer.
Comparaciones en el tipo de cambio
La apreciación o depreciación del peso repercute directamente en el monto de las remesas, un ejemplo es cuando en noviembre de 2010, las familias mexicanas recibieron 3 mil 787 pesos en promedio con un tipo de cambio de 12.33 pesos, considerando un envío de remesas en promedio de 307 dólares.
Esta cifra se traduce en mil 337 pesos menos que en marzo de 2009, cuando las remesas en pesos tocaron un máximo de 5 mil 124 pesos con un tipo de cambio 14.66 pesos por dólar y un promedio por remesa enviada de 350 dólares

pesodolar

Para algunos, el fortalecimiento del peso significa una oportunidad para invertir, para reestructuras deudas adquiridas en dólares y para darle una supuesta imagen al mundo exterior de que la economía mexicana se esta recuperando. Aunque al final todo esto es un espejismo y siempre olvidamos que la paridad peso-dólar se rige por algo muy básico y elemental: ‘oferta y demanda’.

Todo tiene un costo de oportunidad y si se deprecia o se fortalece la moneda, ambas tienen diferentes consecuencias, para el caso que se presenta actualmente en México, tenemos que la apreciación de la moneda afecta a los exportadores mexicanos pues sus ganancias se disminuyen, sin embargo, también afectan a otro sector vital de la economía mexicana, ’las remesas’.

Como el fortalecimiento del peso afecta a las remesas

Recordemos que en nuestro país, existen muchas familias de escasos recursos que dependen de los flujos de remesas que envían sus familiares desde Estados Unidos, entonces, cuando se aprecia el peso, dichas familia reciben menos pesos por cada dólar.

Recordemos que las familias receptoras a les llegan las remesas (como a todas las familias), se enfrentan a las alzas en los precios de bienes y servicios básicos como la tortilla, el gas y la electricidad, por lo que un peso mas o un peso menos, les puede significar atender una necesidad mas.

Según la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH) 2008, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para el 10 por ciento de la población más pobre, las remesas representaron alrededor de 14 por ciento de su ingreso total.

Los  dólares enviados desde el exterior vía remesas, cayeron 0.64 por ciento entre enero y noviembre del año pasado, pero al medirlas en pesos disminuyeron alrededor de 11 por ciento en términos reales, así lo mencionó Juan Luis Ordaz, economista de BBVA Bancomer.

Comparaciones en el tipo de cambio

La apreciación o depreciación del peso repercute directamente en el monto de las remesas, un ejemplo es cuando en noviembre de 2010, las familias mexicanas recibieron 3 mil 787 pesos en promedio con un tipo de cambio de 12.33 pesos, considerando un envío de remesas en promedio de 307 dólares.

Esta cifra se traduce en mil 337 pesos menos que en marzo de 2009, cuando las remesas en pesos tocaron un máximo de 5 mil 124 pesos con un tipo de cambio 14.66 pesos por dólar y un promedio por remesa enviada de 350 dólares.