Estás aquí: Inicio > Noticias Remesas > El aumento de fraude cibernético en México provoca la necesidad de mejorar la seguridad online

El aumento de fraude cibernético en México provoca la necesidad de mejorar la seguridad online

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), a lo largo del pasado año 2016 se registraron 83,16 millones de compras online con tarjeta en México. Esta cifra supone un aumento del 119% con respecto a 2015, año en que se registraron 38 millones de compras del mismo tipo.

Esto se traduce en una facturación de 78.000 millones de pesos en 2016, frente a los 52.000 millones del año 2015. Es decir, un incremento del 50% de un año a otro. Al terminar 2016, se registró un 48% de compras con tarjeta de crédito, y un 52% con tarjeta de débito, frente al 63% y 37% respectivo de 2015.

Fraude

Un 143% más de quejas económicas en 2016 con respecto al año anterior

Estas cifras no son nada de extrañar, teniendo en cuenta que poner un comercio electrónico es cada día más sencillo, gracias a técnicas como el dropshipping o su variante, el jumpshipping.

Por otro lado, a la Condusef y los bancos llegaron el año pasado 7,24 millones de reclamaciones por importe económico por parte de los usuarios de las entidades bancarias, y un 23% de ellas son por parte del comercio electrónico, es decir, 1,65 millones de los casos. Esta cifra supone un aumento del 143 con respecto a los datos registrados el año 2015. 9 de cada 10 reclamaciones se resolvieron a favor del usuario.

El defraudador de hoy día prefiere la red

Si crear una página web gratis cada día es más sencillo, también lo es franquear las medidas de seguridad de otros sitios online. Es por ello que cada día más los usuarios deben tomar medidas a la hora de operar mediante servicios financieros online. En 2016 se notó un fraude considerable en los casos de fraude cibernético.

Los datos señalan a que las quejas de los usuarios por cobros indebidos se incrementaron en lo relativo a las operaciones por Internet, pagos por móvil y banca móvil. Las reclamaciones pasaron de ser 790.936 en 2015 a 1.765.654. El fraude convencional tan solo se ha incrementado en un 12,5%, en tanto que el cibernético lo hizo en un 123%.

En Internet, cuidado por donde pisas. Lo que puedes hacer para evitar el fraude

Obviamente en un sitio web al uso no se defrauda a nadie, ya que no está entre las características de un emprendedor, al que le ha costado tiempo, dinero y esfuerzo poner en marcha su negocio online, querer engañar a nadie.

Por eso, hay que tomar precauciones para no caer en este tipo de trampas. Una de las más importantes es comprobar que la web cuente con el protocolo de seguridad “http://” y el candado cerrado en la banda de direcciones.

Igualmente importante es no comprar o hacer transferencias online en ordenadores de uso compartido o público, donde es más fácil robar los datos. Tampoco se debe responder a ningún correo electrónico sospechoso, o de remitentes desconocidos, y por supuesto, a ninguno en el que se pidan los datos personales, normalmente, con la excusa de haber sido ganador de un premio.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top